sábado, 23 de febrero de 2013

Raffael Cenobio Medina Brochero




Poeta nacido en Santa Ana, Magdalena. Estudio Filosofía y letras, en la Universidad Santo Tomás, Santa Fe de Bogotá y Licenciatura en español y literatura en la Corporación Universitaria del Caribe, Sincelejo.Ha publicado los siguientes libros:Memorias del Corazón, Los Pétalos del Arco Iris, Los Eclipses de mi Alma, Cartas y Poemas con Sabor a Ausencia, La Edad del Tiempo, Los Sonidos de la Vida, Piel Desnuda, Textos Diversos, Fabulario y Otras Palabras.Es colaborador de varios periódicos y revistas en la costa caribe y a nivel nacional.




POEMA EN TRAVESÍA
Yo vine a cantar poesía
porque es palpitar de montañas
ritmo de sangre, pies descalzos y tambor
tambor extraído de la selva blanca, callada y mustia
por la insolencia humana con embestidas a granel.

Yo vine a cantar poesía
porque es acústica de flora selvática
canto zoológico en pentagramas de olvido
sinfonía de anuros sesteando en las charcas
donde la biota maximiza su franca expresión.

Yo vine a cantar poesía
porque es agua mojada de pantanos
derrumbe acuátil, revolución atmosférica
cascada nacida en los pináculos abismales
proximidad etérea, conjugación de tambor.

Yo vine a cantar poesía
porque es fonía de werewere y palolluvia
tambor yagües elaborado en arte aborigen
voz de poeta itinerante, viajero, trotamundos
que recorre caminos inexplorados en travesía.

Yo vine a cantar poesía
porque es patrimonio del alma
componente integrador de regiones
simbiosis de Dhios, vida y esperanzas
boda en homeostasis que redime la vida
canción de werewere, palolluvia y tambor.


POEMA SIN ZAPATOS
Mis pies descalzos
sobre la faz de la tierra

Para experimentar los sonidos de su vientre
su música infalible, su lenguaje enigmático

Para escuchar su canto grávido de dolor
leer sus palpitaciones, a través de mis poros

Mis pies descalzos
sobre la faz de la tierra

Para oír los sonidos de su seno icástico
establecer una estrecha relación biológica

Para interpretar sus múltiples sensaciones
la franca nostalgia del globo terráqueo

Mis pies descalzos
sobre la faz de la tierra

Para agilizar la movilidad de su sangre
destruir influjos polutos de su vientre

Para evacuar la soledad de mis tejidos
y dialogar con su silencio en silencio

Mis pies descalzos
sobre la faz de la tierra

Para saborear su canto subterráneo
y entrar en comunión con su sangre

Para auscultar sus latidos tarde a tarde
su vocablo decantado en su larga travesía.

REVELACION
El espejo
un día me reveló
que tenía canas
que me faltaba un diente
y tenía un ojo más grande.

El espejo
un día me reveló
que estaba triste
pálido, calvo y ojeroso
y poseía un lunar en la frente

El espejo
un día me reveló
que estaba viejo
que las arrugas afeaban mi rostro
y los lentes me quedaban horrendos

El espejo
un día me reveló
que mis párpados estaban flácidos
que las cejas se me habían caído
y en mi frente se le fue la mano a Dhios.
El espejo revela lo visible
los ojos, lo profundo del alma.


QUE TAL ¿
De las mujeres que he amado, eres la peor

porque me amas, me respetas y me estimas
me besas, me acaricias y me adoras
me abrazas, me idolatras y me mimas
me atrapas, me agradas y me enamoras


De las mujeres que he amado, eres la peor

porque me alivias, me consientes y me veneras
me soportas, me contemplas y me prefieres
me sueñas, me favoreces y me toleras
me cuidas, me conquistas y me quieres

De las mujeres que he amado, eres la peor

porque me resistes, me fortaleces, me dignificas
me pechichas, me proteges y me encantas
me deleitas, me recuerdas, me santificas
me halagas, me elogias y me aguantas

De las mujeres que he amado, eres la peor

porque me adiestras, me admiras, me satisfaces
me calmas, me enseñas y me comprendes
me deseas, me excitas y me complaces
me amparas, me perdonas y me entiendes


POEMA EN SOLEDAD
No debería decirte que te amo
que cuando estás ausente
soy esclavo de los relojes
y el tiempo amarra los pasos
que me devuelven a ti.

No debería decirte que te pienso
que cuando estás distante
escribo tu nombre con glóbulos
de mi esencia y añoro el tiempo
que juntos desperdiciamos.

No debería decirte que te extraño
que cuando estás lejana
soy acérrimo inamigo del espacio
que distancia nuestros cuerpos.

No debería decirte que te adoro
que cuando no te veo
mis ojos miran hacia dentro
evitando confundirte con otra.

Pero, debo decirte: que te amo
te pienso, te extraño y te adoro
y solo podré cambiarte por ti.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada